El 1 de julio la madre del duque cumpliría 60 años

El príncipe Harry llega a Reino Unido días antes de la inauguración de la estatua de la princesa Diana

La estatua será instalada en el Jardín Hundido del Palacio de Kensington.
viernes, 25 de junio de 2021 · 16:53

El príncipe Harry sorprendió este viernes con su llegada a Inglaterra para asistir a la inauguración de la estatua en honor a su madre, la princesa Diana. La ceremonia que se llevará a cabo en el Palacio de Kensington el 1 de julio en conmemoración de los 60 años de la difunta esposa de Carlos. 

El. Duque de Sussex viajó a Reino Unido completamente solo, puesto que Meghan Markle y sus dos hijos, el pequeño Archie Harrison de dos años y su bebé, Lilibet Diana, nacida el recién 4 de junio se quedarán en Montecito,  California.

El propósito del viaje del príncipe Harry 

Los planes de la estatua en honor a Diana fue anunciada por primera vez en febrero de 2017, año en que se conmemoraban los 20 años de su trágico accidente automovilístico que acabó con su vida a sus 36 años en Paris. 

El año pasado en un comunicado oficial del palacio, se informó que el homenaje fue encargado “para conmemorar el vigésimo aniversario de su muerte y reconocer su impacto positivo en el Reino Unido y en todo el mundo”. 

"La estatua se instalará en el Jardín Hundido del Palacio de Kensington el 1 de julio de 2021, marcando el 60 cumpleaños de la Princesa. Los Príncipes esperan que la estatua ayude a todos los que visitan el Palacio de Kensington a reflexionar sobre la vida de su madre y su legado", concluyó el mensaje. 

La primera del príncipe Harry desde su salida de la Familia Real 

El príncipe de 36 años solo ha vuelto a Gran Bretaña una vez desde que abandonó sus funciones como miembro de la Familia Real, y fue en marzo para el funeral de su abuelo, el príncipe Felipe. En la misma ocasión tuvo oportunidad de conversar en privado en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, donde habló con su padre y hermano, el príncipe William. 

Cuando estuvo en Reino Unido para la despedida del esposo de la reina Isabel II, el duque se hospedó en su casa de Frogmore Cottage en Windsor, donde recide su prima, la princesa Eugenie y su marido, Jack Brooksbank.