Dying Light 2

RESEÑA | Dying Light 2: videojuego que mantiene la esencia gore, aunque con muchos bugs

En TecnoGame tuvimos acceso a este videojuego desarrollado por Techland y que saldrá el próximo 4 de febrero al mercado. Disponible en PlayStation 5, aunque también estará en PC, PlayStation 4, Xbox Series X/S y Xbox One.
jueves, 3 de febrero de 2022 · 12:54

Dying Light 2 es la secuela del videojuego de 2015, un survival horror de mundo abierto, con mucho gore intensidad para correr, hacer misiones, matar zombies, luchar contra humanos que buscan el mal y más. En este título que saldrá al mercado el próximo 4 de febrero, hay una base de la entrega anterior que se cumple, pero con varios aspectos que no llenan del todo, como los bugs que hay, los cuales se explicarán durante toda esta reseña

En TecnoGame tuvimos acceso a la versión de PS5, en la que se nota la mejora en relación a su antecesora, por lo que hubo una buena sensación de este videojuego protagonizado por Aiden, el peregrino que busca encontrar a Mía, quien debe realizar varias misiones, recorrer un mapa gigantesco, arrancar de los zombies en la noche y mucho más para lograr su gran objetivo.

Aunque antes de entrar a desmenuzar lo vivido en Dying Light 2, se dejarán las características mínimas de este videojuego en PC, ya sea con o sin Ray Tracing (función de NVIDIA para potenciar la experiencia de la entrega).

El gore es uno de los elementos que se mantienen del primer Dying Light y que en esta secuela es aún mayor. Foto: PS5.

Dying Light 2 – Mínimo:

  • Sistema operativo: Windows 7.
  • Resolución: Full HD a 30 FPS.
  • Procesador Intel Core i3-9100 o AMD Ryzen 3 2300X.
  • Memoria RAM de 8 GB.
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1050 Ti o AMD Radeon RX 560 4GB.
  • 60 GB de almacenamiento en disco duro o SSD. 

Dying Light 2 - Recomendado:

  • Resolución: Full HD a 60 FPS.
  • Sistema operativo: Windows 10.
  • Procesador Intel Core i5-8600K o AMD Ryzen 5 3600X.
  •  Memoria RAM de 16 GB.
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 2060 6GB o AMD Radeon RX Vega 56 8GB.
  • 60 GB de almacenamiento en disco duro o SSD. 

Dying Light 2 – Mínimo con Ray Tracing:

  • Resolución: Full HD a 30 FPS.
  • Sistema operativo: Windows 10.
  • Procesador Intel Core i5-8600K o AMD Ryzen 5 3600X.
  • Memoria RAM de 16 GB.
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 2070 8GB.
  • 60 GB de almacenamiento en disco duro o SSD. 

Dying Light 2 – Recomendado con Ray Tracing:

  • Resolución: Full HD a 60 FPS.
  • Sistema operativo: Windows 10.
  • Procesador Intel Core i5-8600K o AMD Ryzen 7 3700X.
  • Memoria RAM de 16 GB.
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 3080 10GB.
  • 60 GB de almacenamiento en disco duro o SSD. 
     
Dying Light 2 mantiene el juego en primera persona. Foto: PS5

La historia en Dying Light 2 tiene su gran punto a favor en las misiones secundarias

Tal como se mencionó anteriormente, el papel principal de Dying Light 2 es Aiden Caldwell, un peregrino que busca con desesperación a Mía. Para ello deberá cumplir el arco principal de este videojuego, pero también hay muchas misiones secundarias que ayudarán a seguir entendiendo el trasfondo de esta historia. Tanta es la importancia de ellas, que no conviene dejarlas de lado.

No importa que demores más tiempo en terminar el juego, ya que su realización, aparte de potenciar tu nivel de salud y resistencia, entregarán datos que pueden ser importantes al momento de tomar una decisión en el arco principal, ya que cada opción que escojas es vital para todo lo que Aiden descubra.

Las misiones secundarias de este videojuego muchas son de rescatar a gente, buscar diversos ítems, averiguar misterios y más, las cuales se desarrollan en puntos distintos a los cometidos principales.

El aspecto gráfico fue una de las grandes mejoras de Dying Light 2, título que también entrega grandes "restos de paisajes". Foto: PS5.

En Dying Light 2 nuevamente se recorre un mundo totalmente abatido

Los distintos lugares que se recorren en Dying Light 2 son parte de un mundo totalmente abatido por la pandemia que no se pudo controlar tras lo ocurrido en el fin del título. De hecho, tras 15 años nuevamente se llega a Harran, punto donde parte la historia de esta secuela, para luego ir a Villedor, donde se dará cuenta que hay más supervivientes como él.

En relación a la primera entrega, hay un guion mucho más desarrollado que el juego original, abarcando elementos de intervención, selección y recorrido, por lo que Techland apuesta a la rejugabilidad, ya que toda decisión que tome Aiden, será fundamental para todo lo que ocurre en el futuro. Es decir, la inclusión o eliminación de diversas misiones que se desarrollan en un mundo totalmente abatido.

Este territorio eso sí no está abandonado, ya que hay diversos enemigos como zombies que buscan eliminarte a toda costa, tal como en el primer juego. En relación a ello, se mantiene la intensidad de la noche, en el que son más poderosos y que a través de una persecución inalcanzable frenarán todo lo que estés haciendo. De hecho, muchas de las misiones son en la madrugada, por lo que no podrás esquivar aquel peligro.

La experiencia en aquel aspecto totalmente positiva, ya que este mundo abandonado, lleno de zombies y otros enemigos que buscarán acabar con Aiden. A pesar que este videojuego aún tiene muchos bugs y posibles errores que puedan arruinar la experiencia, Techland es consiente de posibles problemas y ya actualizó el título con un parche para mejorar aquellas fallas.

Lugares completamente abandonados es lo que más se verá en Dying Light 2.

Bugs, un problema que a muchos los puede aburrir

Durante todo el juego, sólo hubo dos problemas serios que obligaron a reiniciar la PS5 y partir nuevamente. Los bugs son algo que puede frustrar a los jugadores que tienen poca tolerancia a ello, los cuales van directamente a que el personaje se quede pegado en un lugar o que un enemigo quede tirado en una posición rara y comience a moverse estando vencido.

Los bugs son un claro ejemplo que el videojuego tiene una falla y que debe ser arreglada, por lo ya hubo el lanzamiento de un parche (Como se mencionó anteriormente), por lo que se recomienda que realices grabaciones constantes de la partida y así no perder nada de lo avanzando.

A pesar de no son tan duros como los de títulos como Assassin’s Creed Unity o Cyberpunk 2077, pero si no tienes tolerancia a los errores en los videojuegos, quizás es mejor que esperes algunos días para que no lo pases mal y puedas disfrutar de una gran entrega.

El parkour y los combates siguen siendo un punto alto en Dying Light 2

Ambos elementos son vitales para Dying light 2. En el caso del Parkour, hay una notoria mejora en relación a la primera entrega, ya que además de saltar de edificio en edificio, techos e incluso usar otros elementos, ir a los techos será una gran ayuda para ir de un punto a otro. Además, a medida que avances en el videojuego podrás subir de nivel y desbloquear muchas nuevas habilidades que potenciarán esta función que será vital tenerla en los niveles más altos.

Y no olvidar que en Dying Light 2 tendrá acceso a que Aiden se transporte en parapente, lo que potenciará el viaje por los aires. Este elemento también tendrá posibilidad de mejora, por lo que es un tópico a poner mucho ojo.

Los combates siguen igual de intensos que el videojuego anterior, los cuales pueden ser con las armas que se van obteniendo en el camino, patadas, lanzamiento de cuchillos, bombas molotov y mucho más. A pesar de que la inteligencia artificial no es como quisiéramos, si juegas en alta dificultad, los ataques serán duros, lo que te complicará mucho para pelear.

Ambos tópicos son mucho más entretenidos en el modo cooperativo (recorrer el territorio junto a otros jugadores) pero sin crossplay (por ahora).

Conclusión de Dying Light 2

Dying Light 2 es una entrega ambiciosa, que busca conquistar al público con su cartel de videojuego esperado para 2022 y que a la larga cumple, haciendo una experiencia positiva, aunque con algunos errores como los bugs o enemigos que podrían ser temibles y que se quedan en su presentación visual, pero que en el futuro debieran arreglarse por la preocupación de Techland al momento de querer entregar un buen producto.

La esencia del gore y el survival horror se mantienen, por lo que las sonrisas de los jugadores serán constantes. Este videojuego es divertido porque la propuesta ya viene en la entrega original, por lo que un mundo abierto con zombies, parkour y mucha intensidad es lo que presenta Techland para dar al jugador un título con muchas horas para disfrutar de una tierra postapocalíptica y con ganas de contar una buena historia.

A pesar de que hubo mejoras en lo visual, las consolas de la next-gen no serán aprovechadas del todo. Techland buscó entregar una historia interesante y con mucha ambición, pero al abarcar demasiado, dejó de lado varios detalles que lo podrían haber convertido en un título 10 de 10.