Fórmula 1

Ni los cambios de reglas detuvieron a Max Verstappen en la Fórmula 1: otra vez partirá en la pole position

El holandés, líder del campeonato, saldrá desde el primer lugar de la grilla en Silverstone, la casa de su gran rival, Lewis Hamilton.
sábado, 17 de julio de 2021 · 14:29

Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial de Formula 1, dio otro golpe de efecto al ganar la primera calificación sprint de la historia, en casa del séptuple campeón del mundo inglés Lewis Hamilton (Mercedes). El holandés saldrá primero este domingo en el Gran Premio de Gran Bretaña, en el circuito de Silverstone.

Verstappen, de 23 años, que arrancó segundo -el puesto con el que acabó el viernes la cronometrada que decidió la parrilla- rebasó a Hamilton en la salida, antes de la primera curva; y firmó su octava 'pole' en Fórmula Uno, la quinta del año y la cuarta seguida, tras mantener el liderato hasta el final de las 17 vueltas que se dieron a la legendaria pista inglesa. En la que se rodaron cien kilómetros -un tercio de la carrera de este domingo- y en la que el otro Mercedes, el del finlandés Valtteri Bottas, acabó tercero, posición en la que afrontará la décima prueba del Mundial.

Aparte de ordenar una parrilla en la que el otro español, Carlos Sainz (Ferrari), ocupará la undécima plaza, y el mexicano Sergio Pérez (Red Bull), la última -ya que se tuvo que retirar justo al final-; el nuevo modo de calificación otorgaba tres, dos y un puntos a los tres primeros.

Motivo por el que 'Mad Max' aumentó una unidad su ventaja sobre 'Sir' Lewis; al que supera ahora, para mayor tristeza de los aficionados que abarrotaron las gradas de la mítica pista inglesa, en 33 puntos (185 frente a 152).

En la casa de Hamilton

Ya se sabía que Verstappen -que horas antes había sido el más rápido en el último libre- llegaría, pasase lo que pasase, líder a la próxima carrera, en Hungría. Pero este sábado la joven estrella neerlandesa se encargó de enfriar el conato de euforia inglesa surgida tras el primer puesto en la 'pre-calificación' del viernes del espectacular y excéntrico campeón de Stevenage.

Lewis arrancó mal. Y Max no desaprovechó la ocasión, en un sprint que todos afrontaron con neumáticos medios, salvo cuatro: Bottas -cuya misión era intentar pasar al holandés y después proteger a su capitán-, su compatriota Kimi Raikkonen (Alfa Romeo) y los dos Alpine, el de Alonso y el del francés Esteban Ocon. Que, al igual que el anterior, pretendían buscar fortuna arriesgando a las primeras de cambio y defender hipotéticas ganancias al final.

Al genial piloto asturiano, propietario de las 32 victorias que cuenta España a lo largo de toda su historia en la F1, le salió bien la estrategia. Este sábado, Fernando volvió a recordar al mejor Alonso. Y sus primeros lances, pasando del undécimo de parrilla al quinto, casi de golpe, fueron, sencillamente, espectaculares.

A partir de ahí, cedió ante los dos McLaren del inglés Lando Norris (en la sexta vuelta) y del australiano Daniel Ricciardo (en la novena), que coparán la tercera fila y saldrán detrás del monegasco Charles Leclerc (Ferrari), cuarto este sábado. Y le impidió acceso a más elevadas metas al cuádruple campeón del mundo alemán Sebastian Vettel.

'Seb' saldrá octavo con su Aston Martin, por delante del inglés George Russell (Williams) y de Ocon -al que el asturiano ya aventaja, 6-4, en su duelo interno de calificación-, inquilinos de la quinta fila.

Russell arruinó la carrera de Sainz, al que sacó de pista en una acción que fue investigada y por la que ambos fueron llamados a declarar al acabar el primer sprint de la historia. El talentoso piloto madrileño, que había salido noveno, se vio de pronto en cola de pelotón; y bastante hizo con remontar hasta la undécima plaza, tras rebasar en el tramo final a Kimi y al francés Pierre Gasly (Alpha Tauri). Con el que compartirá la sexta hilera.

'Checo' también perdió toda opción en el quinto giro, en el que se pasó y acabó haciendo un trompo que por poco no le estampó contra el muro.

El bravo piloto tapatío, tercero en el Mundial, con 104 puntos, sufrió desde las últimas plazas del grupo y acabó recibiendo por radio la indicación de que abandonara la prueba, por lo que este domingo, en el que todos saldrán con los neumáticos que quieran -en la calificación convencional, los diez primeros deben hacerlo siempre con el compuesto usado en la Q2- lo hará desde la vigésima y última plaza.