Champions League

Marina Granovskaia, la mujer que encabezó el proyecto que tiene al Chelsea en la final de Champions League

La rusa canadiense firmó un gran mercado de fichajes y viene sustentando el proceso deportivo hace varios años.
viernes, 28 de mayo de 2021 · 18:32

Chelsea jugará este sábado su tercera final de UEFA Champions League, donde buscará quedarse con su segunda corona del torneo de clubes más importante de Europa, en una temporada donde Marina Granovskaia demostró todo su potencial como directora del club y encabezó el proyecto que tiene a los "Blues" ad portas de agrandar su historia.

Si bien su llegada al Chelsea se produjo en 2003, cuando el club fue comprado por el ruso Roman Abramovich, de quien era su asistente, en 2010 comenzó a tomar notoriedad en el directorio, cuando se transformó en la representante del oficial del dueño.

Más tarde, en 2013, la rusa canadiense se unió a la junta directiva del club y un año después fue ascendida al puesto de directora ejecutiva, lugar desde el que tuvo mayor toma de decisiones dentro del equipo, el que se vio reflejado durante la reciente temporada, donde incidió directamente en las contrataciones del equipo.

De hecho, el éxito de Granovskaia comenzó en el mercado de fichajes de la temporada 2019-2020, cuando vendió a Eden Hazard al Real Madrid en 130 millones de euros, un monto elevado para un jugador que tenía solo una temporada más de contrato.

Granovskaia también fue quien negoció la llegada de Thomas Tuchel

Tras ello, y una vez terminada la prohibición de fichar que le impuso la FIFA por infringir la norma sobre los traspasos internacionales de menores de 18 años, la "Dama de Hierro", como es conocida en el mundo del fútbol, puso toda su capacidad negociadora a favor del Chelsea y consiguió las llegadas de Hakim Ziyech (40 millones), Ben Chilwell (50 millones), Timo Werner (53 millones) y Kai Havertz (80 millones), Edouard Mendy (24 millones) y Thiago Silva (libre), gastando 247 millones de euros.

Pese a que la cifra fue elevada, la fórmula utilizada por Granovskaia permitió que los fichajes no le trajeran problemas al club con el Fair Play Financiero, ya que se establecieron pagos en cuotas y además la venta de Hazard al Real Madrid le permitió al elenco londinense balancear su economía, sin caer en el riesgo de una nueva sanción.

Estos jugadores, más algunos juveniles que se integraron en las últimas temporadas debido a la prohibición de fichar, han sido los sostenes de la campaña que dejó al Chelsea con la clasificación a la Champions League de la próxima temporada, y los llevó a la final de la FA Cup (derrota ante Leicester) y a la definición del máximo torneo europeo de clubes, el que disputarán este sábado contra el Manchester City.

La final de este sábado es el reflejo del proyecto encabezado por Marina Granovskaia, quien probablemente seguirá mucho tiempo más en el Chelsea, encabezando los destinos deportivos del club, lo que le han permitido ganarse, según The Times, el mote de "la mujer más poderosa del fútbol".

Hinchas ingleses del Manchester City y Chelsea se enfrentaron en las calles de Oporto: