U. de Chile

[OPINIÓN] ¿Cuánto cuesta Larrivey?

Desde la perspectiva de la U, el goleador no tiene precio. Si él no estuviera, el equipo reduciría en casi un 90 por ciento su poder de finiquito esta temporada. Y cuidado que no es una racha.
miércoles, 28 de julio de 2021 · 19:34

La renovación de Joaquín Larrivey es un tema para Universidad de Chile casi de la misma urgencia como es la búsqueda de un nuevo entrenador. Aunque falte tiempo para que venza el contrato, aunque durante ese lapso puedan pasar muchas cosas, la U debe resolver rápido la permanencia del argentino.

Sólo algunos clubes tropiezan dos veces con la misma piedra, y la U no puede volver a trastabillar. Encaminarse en menos de un año por el mismo derrotero que le hizo perder a su mejor jugador, por la obtusa lógica de que a futuro la inversión representa un gasto mayor, sería un error imperdonable. La partida de Walter Montillo fue parte de un aprendizaje doloroso. Repetir el capítulo alcanzaría lo insólito.

¿Cuánto cuesta Joaquín Larrivey? Desde la perspectiva de la U, el goleador no tiene precio. Si él no estuviera, el equipo reduciría en casi un 90 por ciento su poder de finiquito esta temporada. Y cuidado que no es una racha. Desde su llegada en 2020 que el rendimiento del argentino ha sido una tendencia alcista. En la U nadie le hace sombra ni ha podido acercarse a su grado de eficiencia, desde hace varios años.

Argumentos sobran para renovarle, independiente de que en la práctica es irreemplazable. Encontrar a un hombre-gol que se adapte al equipo y a su dinámica de juego, que se encuentre en una altísima condición física, que ejerza una ascendencia muy positiva en el camarín, que sea un referente para el cuerpo técnico y que se haya ganado el respeto de los rivales, es un desafío complejísimo; que además necesita un tiempo que la U no tiene y que, sobre seguro, costará bastante más dinero de lo que Larrivey pida, ya sea por una o dos temporadas.

Porque ése es el punto central. Si la traba es por la cantidad de años de renovación para el jugador que en agosto cumplirá 37 años, Universidad de Chile se ahoga en un vaso de agua. Por mucho que la nueva propiedad de la concesionaria Azul Azul juegue al secretismo con sus futuros planes y con el nombre del próximo entrenador, para el nivel de competencia que tiene el medio futbolístico chileno Joaquín Larrivey se paga solo, incluso bajando su actual promedio de goles por partido y la cantidad de minutos jugados. Los números juegan a favor de del delantero como con muy pocos de su categoría en Sudamérica.

Lo que Universidad de Chile ha capitalizado con Larrivey es lo que más escasea en el fútbol mundial: goles. Empezar a estirar la cuerda y agotar los plazos para retenerlo es leer las reglas de este particular mercado al revés.