Universidad de Chile

"Polaco" Goldberg: "Si tengo un panorama familiar y juega la U, prefiero perderme el partido"

El ex gerente deportivo de la Universidad de Chile aseguró que aún sigue dolido por dejar al "equipo de su vida", aunque aclaró que con el tiempo irá sanando.
jueves, 14 de octubre de 2021 · 19:38

En la Universidad de Chile han pasado mil y una cosas desde que Rafael Dudamel y, posteriormente, Rodrigo Goldberg y Sergio Vargas, dejaron la institución.

Los gerentes deportivos de la U debieron pagar con sus puestos la mala apuesta que significó la llegada del venezolano al CDA, y pese a que ha pasado el tiempo, el "Polaco", en conversación con After En Cancha, reconoció que aún tiene la espina clavada.

"Han sido tres meses difíciles, pero estoy tratando de sacar lo positivo. No voy a decir que ya di vuelta la página, porque no es así. La U es algo importante para mí y obvio que queda un dolor. La vida continúa. Cuando me fui le dije a la gente que llegaba que les deseaba el mayor de los éxitos", comenzó comentado.

Luego, Goldberg detalló parte de su labor en el club: "No era un trabajo, porque no teníamos horario. Trabajábamos de lunes a domingo. Todos se tomaron vacaciones, todos los directivos, menos Sergio (Vargas) y yo. ¡En dos años! Y eso obvio que te produce un desgaste muy fuerte".

Las amenazas a su familia

El "Polaco" intenta dar vuelta la página.

Quien estaba a cargo de las contrataciones en el "León", además, contó los momentos difíciles que atravesó debido a los cuestionamientos de los fanáticos del cuadro azul.

"En redes sociales hubo gente que me amenazó, a mí y a mis hijos, y no pretendo cambiar eso. No voy a estar contándoles a todos, uno por uno, lo que pasó. Trabajamos en condiciones que no son aptas para un equipo grande como la U, pero sé que al hincha lo único que le importa es que el equipo gane el fin de semana. Piensen lo que quieran, no les voy a cambiar la opinión. Hay cosas que, si las cuento, quizás ni siquiera me creerían. Me fui a mi casa con el alma herida, pero con mi consciencia tranquila. Hice un trabajo transparente y honesto, y no sé si todos puedan decir lo mismo", añadió.

Por último, reveló que toda esta situación le ha hecho alejarse de su condición de hincha azul: "Si tengo un panorama familiar y juega la U, prefiero perderme el partido. Se trata del equipo de mi vida y hay una cuestión emocional compleja. Pero con el tiempo iré sanando. Uno en la vida tiene golpes mucho más fuertes. Perdí a mi hermano y a la semana siguiente jugué un partido, mira si no voy a poder superar esto".