Fútbol Chileno

El debate que instaló Johnny Herrera: "En Chile hay muchos equipos grandes, no sólo Colo Colo, la U y la UC"

¿Los títulos? ¿La historia? ¿Los hinchas? En Cancha intentará despejar una interrogante tan antigua como el planeta mismo: qué hace que un club sea considerado un "grande". Un periodista e historiador del fútbol analiza el tema.
sábado, 2 de julio de 2022 · 07:00

Es una discusión bizantina, pero con B mayúscula, en el mundo del fútbol. Si bien es un tema que más se asemeja a un grupo de niños de primero básico debatiendo sobre qué papá tiene mejor trabajo, como el asunto fue expuesto por una figura pública como Johnny Herrera, bien vale la pena darle una pequeña vuelta de tuerca. El ex arquero de la U, en su condición actual de panelista deportivo, redujo a Universidad Católica a la categoría de "equipo chico", lo cual generó un intenso debate futbolero sobre el tamaño (sí, créase o no, sobre el tamaño) de los clubes nacionales.

"Pero Católica es Católica. Ellos son así (gesto de pequeñez)... al lado de Colo Colo y la U, esa es la realidad al ver la cantidad de hinchas", dijo el exarquero y ardió Troya por lado y lado. Por una parte, jolgorio en los hinchas azules y la grandeza de sus colores; por otra, infamia reclamaron los "cruzados" quienes exigieron inmediato respeto. Los fanáticos de Colo Colo, a su vez, un poco desde el palco sacaron a relucir cada copa y cada logro para enrostrarlo a sus adversarios, en pos de la inmensidad de sus colores.

Johnny Herrera volvió a instalar el debate. 

Cabe, entonces, la interrogante: ¿Qué hace que un club sea, justamente eso, un grande?... ¿Será que la grandeza se mide por títulos? Porque en ese apartado no cabría dudas en Chile sobre quien ostentaría la categoría máxima: Colo Colo. Por otro lado, el Al Faisaly de Jordania cuenta con la asombrosa cantidad de 83 coronas y "grande", así como para decir ¡vaya qué inmenso es este club!...No.

Puede también que el ser grande o no lo determine la cantidad de plata con que cuenta el inversor de turno, fenómeno muy actual con los petrodólares que manejan al fútbol en Europa. El delantero uruguayo Diego Forlán jugó entre 2001 y 2005 en Manchester United y dijo que, en ese entonces, ni sabía que en la capital de la Revolución Industrial existiese otro equipo. Claro, los jeques llegaron al City en 2008 y, antes de eso, los "Ciudadanos" eran apenas una anécdota casi invisible en el inmenso fútbol inglés.

"En Chile hay muchos clubes grandes"

Para el periodista e historiador del fútbol Eduardo Santa Cruz, la discusión, tal y como se da bajo los parámetros actuales, es una estupidez, pues no considera sino criterios específicos y aislados esgrimidos como absolutos. "Hay varios criterios que pueden hacer grande a una institución. Grande o chico, alto o bajo son temas valóricos. Es un juicio de valor y se sustenta en criterios distintos. Esos criterios en los clubes de fútbol son variados. Es grande un club que se desarrolla de tal manera que no solo genera bienes, sino un espacio de sociabilidad, que es capaz de congregar. Espacios, donde no solo entrena el equipo de fútbol, sino que tiene un lugar para ir con la familia. Eso para mí es un club grande: que tiene raíces en la sociedad y que tenga 90 o 100 años de historia", explica el académico de la Universidad de Chile.

Para Santa Cruz, es necesario que, de una vez por todas, la discusión sobre la grandeza o no de un club salga de la visión monopólica de Colo Colo, la U y la UC: "En la historia están los títulos, pero no solo la cantidad, no es una lista de supermercado, sino que tenga un relato, una épica, que todo el mundo recuerde que 'en ese año se ganó este partido'. Algo que perdure en el tiempo... Entonces, te llevarás la sorpresa, por ejemplo, que en Chile hay muchos equipos grandes: el próximo año se cumplen 100 años de Santa Laura y el partido inaugural lo jugaron Unión-Audax, el clásico más antiguo del fútbol chileno. Son clubes grandes, equipos que han marcado la historia del fútbol chileno, con jugadores, con equipos, con estadio en el caso de la Unión, que Santa Laura lo ocupó todo el fútbol chileno", argumenta.

"El Wanderers es grande. ¡Cómo no va a ser grande si es una ciudad, es Valparaíso! Te acercas al Puerto y todo es verde. Claro, ha pasado mil penurias, porque el Puerto también ha pasado mil penurias, desde que le construyeron el Canal de Panamá en adelante. La identificación, las raíces que tiene Wanderers en Valparaíso, le dan el cartel de grande", cierra su ejemplificación.

Wanderers fue catalogado como un grande por Eduardo Santa Cruz. 

La mirada histórica es obligatoria

Uno de los factores que suenan a caballito de batalla cada vez que se habla de grandeza es el tema del número de hinchas. "Somos grandes, porque tenemos hinchada", se dice al voleo y con escasa perspectiva histórica. Santa Cruz sale al paso de tan liviano argumento: "Algunos tienen más adeptos que otros, pero eso también es algo histórico. En los años 40, la U y la UC eran equipos chiquititos, porque eran clubes meramente universitarios, de elite. Esa U de hoy, masiva y popular, en esa época no existía. Son procesos históricos y nadie sabe cómo será la U en 80 años más. La mirada histórica es importante porque te relativiza esos juicios absolutos sobre qué equipo es más grande", responde.

La receta que entrega el académico considera que, para titular a un equipo de grande se deben definir criterios, asignarles valor y, a partir de allí, quizás establecer grandeza: "Hay que definir los criterios y, bajo esos criterios estableceré qué equipo será grande. Durante mucho tiempo, en Chile se consideró que los grandes eran la U y la UC, porque se desplegaban por todo el deporte. La institución, historia, títulos, representatividad, número de socios, número de hinchas. Es una discusión que tiene muy poco sentido. Hasta el club más pequeño tiene su historia, sus ídolos y sus procesos. Pregúntenle a la gente de General Velásquez, sobre este partido que jugaron ante la U, a ver si existe algún club más grande que el de ellos", finalizó.

Mientras entre Colo Colo, la U y la UC siguen enfrascados en su pelea por determinar quién es el "capo di tutti capi" respecto de la grandeza, el fútbol sigue su curso natural. No vaya a ser cosa que aparezca un jeque árabe, decida comprar a Cultural Doñihue o a Provincial Talagante y en un par de años tengamos al próximo Corinthians del continente. El libro está abierto y así seguirá siendo, en una actividad que en Chile cuenta con mucho más de un siglo de historia.

VIDEO| Hinchas de la UC aplaudieron a su equipo pese a derrota contra Sao Paulo