Universidad Católica

Beto Acosta y la banca de la UC: "Uno se pregunta, ¿cuándo será el momento de Pipo Gorosito?"

El exartillero de los cruzados sigue atento la actualidad de Universidad Católica. Los cruzados optaron por seguir con Cristián Paulucci al mando del equipo y no buscarle afuera un reemplazante a Gustavo Poyet.
sábado, 18 de septiembre de 2021 · 10:00

La UC volvió a enmendar el rumbo en el Campeonato Nacional luego de haberlo extraviado a manos de Gustavo Poyet. El uruguayo ya es historia en San Carlos de Apoquindo y hoy el equipo, en manos de Cristián Paulucci, está a cinco puntos de Colo Colo y aún soñando con el tetracampeonato.

Alberto Acosta, otrora goleador de los "Cruzados" en los '90, sigue con lujo de detalle el andar de su exequipo. El "Beto" sabe que las cosas han cambiado y que hoy el "Cacique" es el candidato número uno al título, aunque no pierde las esperanzas.

"Es fútbol. A veces la gente se mal acostumbra y cree que siempre se gana. Hay momentos en los clubes que son muy exitosos, como le pasó a Católica, pero no es un desastre ahora. No va último, está ahí, muy cerca del puntero. Falta mucho. Pasó por un cambio de entrenador y no es fácil para los jugadores. Hay que enfocarse en seguir arriba y, cuando se pueda, dar el golpe", le cuenta el ex artillero a En Cancha.

-Parece que el hincha de la UC se acostumbró a estar puntero y ahora se siente incómodo al saber que otro es el favorito. ¿Compartes ese análisis?

-Puede ser. En los 90, el hincha de Católica estaba acostumbrado a otra situación, diferente a lo que pasa hoy. En los 2000 pasó lo mismo, donde se vivió una etapa diferente. Y ahora el hincha le agarró el gustito a salir campeón y ver a Colo Colo y la U en malos momentos. Se disfrutó mucho de los títulos y de los triunfos y lo de ahora es como un golpe, pero le pasa a todos los equipos del mundo. A veces no depende solamente de ti, sino de otros cuadros que despiertan y tienen un buen pasar. Lo importante es no bajarse de la competencia.

-¿Cómo hubiese andado "Beto" Acosta en la Católica tricampeona?

-No lo sé. Es difícil hacer comparaciones en el fútbol. Nosotros vivimos nuestra época, donde la gente se sentía muy identificada, más allá de los títulos. Teníamos una misma manera de jugar y la gente recuerda eso con mucho cariño. Hoy todo está más físico. Antes por ahí llegaban dos o tres seleccionados de afuera, que por lo económico hoy no se puede dar.

-Quien cumple hoy el rol de goleador que tú cumplías en los años 90 es Fernando Zampedri. ¿Cómo evalúas su presente?

-Zampedri es un goleador que está viviendo un momento muy bueno. Han llegado muchos goleadores a Católica, que después por diversas razones no anduvieron bien. Pero él ha refrendado todo lo que hizo en Argentina: hacer goles y aportar mucho sacrificio. El hincha reconoce eso y disfruta de ese goleador nato, se identifican con él. Me alegra mucho. Los goleadores tienen ese plus de identificarse con la hinchada más rápido que un central, por ejemplo. Goles son amores.

Zampedri busca quedar en la historia grande de la UC.

-Y ahora avisó que quiere convertirse en el goleador histórico del club.

-El máximo goleador es “Chamuca” (Rodrigo Barrera) y es muy difícil alcanzarlo. Tiene ciento y tantos goles (N. de la R: 117). No es fácil.

-Tú anotaste 92 goles. Hay que pasarte también...

-Jajajá sí. Pero yo digo que él tiene que enfocarse en hacer goles solamente y no pensar en ser goleador histórico. Ese logro después llega solo. Quizás hoy es más fácil llevar las estadísticas para los jugadores, la tienen ahí a la mano, con todo esto de las redes sociales. Cuando yo jugaba no tenía idea de cuántos goles hacía. Sí sabía que convertía mucho, pero jamás los conté. No tenía esa cifra en mi cabeza. Tal vez si me enfocaba en ser goleador histórico, por ahí me quedaba un año más. Pero no hay que jugar pensando en los números. Zampedri tiene que hacer lo suyo. Pienso que tiene todo lo necesario para quedar en la historia del club.

El poco "feeling" con Gustavo Poyet

Poyet dejó al club por malos resultados.

-Se fue Gustavo Poyet de la UC y el equipo comenzó a ganar. No sé si "hacerle la cama" es el término, pero algo pasó que la Universidad Católica volvió a levantar el nivel.

-Creo que los únicos que pueden hablar con propiedad son los jugadores. Ellos están adentro y saben qué pasó. Cualquier cosa que pueda decir yo sería irresponsable. Sí puedo decir que nunca me pasó eso de ir para atrás. Después, obviamente hay un "feeling" distinto con cada técnico, pero el futbolista sale a ganar siempre. A veces, las cosas simplemente no salen. El jugador sabe que, te guste o no te guste el entrenador, con cada derrota sales perjudicado tú. Claro, el DT se va, pero a fin de año al futbolista también le puede tocar esa posibilidad.

-Imposible no preguntarte por "Pipo" Gorosito. ¿Cuándo crees que tendrá su oportunidad de dirigir a la UC?

-Él dejó un cariño muy grande en la gente. Él es entrenador y sé que entre sus metas principales está dirigir a Católica, pero ya no depende de Gorosito. La dirigencia es quien ve eso. Pero siempre se da la ocasión para que lo puedan llamar, porque él hace rato que es técnico. Uno puede preguntarse cuándo será su momento o qué es lo que pasa, por qué no le ha llegado su oportunidad, pero ya no depende de uno.