Universidad Católica

Entrevista | Juan Leiva y su "encuentro" con barristas de Colo Colo: "Si había que pelear, me iba a poner a pelear"

El volante de la UC repasó sus orígenes con En Cancha y se mostró autocrítico por la actualidad del elenco de Gustavo Poyet. "Sigo creyendo en este equipo", dice. Además, revive una desconocida historia vivida durante el estallido social con barrabravas del "Cacique".
viernes, 27 de agosto de 2021 · 15:10

Pese al agónico empate de la UC ante Ñublense, los "Cruzados" siguen en la parte alta de la tabla. Aunque no son líderes, en el plantel del actual tricampeón mantienen la fe intacta en lograr a fin de año el tan ansiado cuarto título de manera consecutivo.

Juan Leiva, volante del equipo de Gustavo Poyet, por fin pudo afianzarse en el once titular. El ex Unión La Calera, que llegó a principios de temporada a San Carlos de Apoquindo, tuvo un comienzo dubitativo en la Católica, pero ahora, con el correr de los partidos, ya es un estelar en "La Franja".

"Me he sentido muy bien en Católica, muy querido. He ido de menos a más. He tenido la oportunidad de jugar varios partidos importantes y eso me ha hecho sumar experiencia. Ahora último he podido agarrar más continuidad, que en el principio me costó bastante. Venía de ser titular en La Calera y aquí me costó agarrar camiseta, pero me quedo con lo positivo. Todavía siento que me falta sacar mi mejor versión, soltarme aún más, pero de a poco, conociendo a mis compañeros y escuchando al técnico", confiesa en conversación con En Cancha.

Tú eres un jugador formado en el ascenso. Naciste futbolísticamente en Deportes Concepción y sobresaliste tanto que la Universidad de Chile se fijó en ti. ¿Cómo recuerdas esos años en la Primera B?

"Me tocó la vuelta larga, sí. Bien larga, la verdad. Empezar en un club como el 'Conce', que para mí es muy lindo, pero al mismo tiempo muy sufrido. Me costó mucho salir de ahí. Siempre había intereses de otros equipos, pero en ese tiempo los dirigentes tenían líos con quienes eran dueños de mi pase, y se me cerraba la puerta. Pero todo eso me ayudó, porque me considero un jugador de mucho esfuerzo, mucha perseverancia, que no se da nunca por vencido. Eso me ayudó a crecer y llegar a Primera. Soy agradecido de Deportes Concepción".

Leiva defendió al "León" de Collao entre el 2011 y el 2016.

¿Eso te sirvió para valorar aún más ser un jugador de Primera?

"Sí, totalmente. El estar en clubes como Católica, la U, Audax o Calera, es otra cosa. Tienen otras condiciones y no tienes excusas. Te encuentras con cosas que son profesionales al cien por ciento. Recuerdo mis años en Concepción y esa dirigencia tenía de todo menos profesionalismo".

¿Qué se aprende en la B que después pueda ser replicado en la división de honor?

"Trato de ir aprendiendo siempre y en esa categoría aprendí el tema del esfuerzo, que no importa si vas perdiendo por dos o tres goles, siempre se puede dar vuelta. Hay mucha garra, mucha pasión. Allí aprendí a jugar en cualquier cancha y por eso es que ahora como jugador de Primera jamás me quejo de los terrenos de juego. Recuerdo haber jugado en la antigua cancha de Lota, que era una mezcla de tierra, barro y pasto... ¡En cualquier momento salía un camarón en el medio de la cancha! Era una locura. O viajes a La Serena o Arica desde Concepción en bus. Uno aprende a tolerar todo y levantar la cara ante la adversidad".

De frente contra los hinchas de Colo Colo

Donde levantaste la cara para ir al frente fue cuando retornó el fútbol tras el estallido social. Como jugador de La Calera, te plantaste ante los "hinchas" de Colo Colo que interrumpieron el duelo ante Iquique en La Florida...

"Sí, jejé. El presidente del SIFUP, Gamadiel García, es uno de mis mejores amigos en el fútbol, y vi que él fue a controlar a los hinchas que se metían. Fui a defenderlo porque soy así con mis amigos. Si había que pelear, me iba a poner a pelear. Quizás en ese tipo de cosas se me arranca un poquito el barrio, pero no puedo traicionar lo que soy. En ese momento no pensé que era un futbolista profesional. Lo único que pensé fue que le podían pegar a un amigo, así que fui sin pensarlo, de frente, sin miedo, a lo que pasara.

Un momento tenso...

"Creo que en ese momento no debió haberse jugado. Siempre lo dije. No es la idea participar de un espectáculo en momentos así, y mucho menos cuando la gente no lo estaba pasando bien. No lo compartíamos, pero como todo trabajador que recibe órdenes tuvimos que hacer lo que se nos decía".

Esperando el primer grito con la UC

Leiva se ilusiona con marcar un gol por la UC.

La gente conoció a un Juan Leiva que llegaba mucho al área rival en La Calera y tenía mucho gol. ¿Por qué crees que te ha costado un poco más en la UC?

"Tengo ganas de hacer un gol por Católica, para sacar ese plus extra que necesito, pero nunca he sido un volante tan goleador. El año pasado hice 5 en el torneo, y otro más en la Sudamericana, pero recién llevo 18 partidos acá, así que tengo tiempo. Quizás el hincha espera esos goles que hice en Calera, pegándole de afuera del área, y estoy trabajando para eso. Soy autocrítico. No he tenido muchas ocasiones tampoco. Quiero destaparme, sería bueno, me ayudaría en la confianza. Tengo que estar tranquilo, lo importante es ganar. El equipo está primero".

La Católica ya no es líder del fútbol chileno, y ahora son perseguidores, algo a lo que no estaba acostumbrada. ¿Cómo se maneja eso?

"Me encantaría que la UC estuviera primera, porque mi objetivo aquí es salir campeón, pero sigo creyendo mucho en este equipo, en mis compañeros que ya saben lo que es salir campeón. Esperemos que se nos empiecen a dar esas rachitas de victorias que necesitamos para acercarnos a los líderes. Para eso vine a Católica, por el crecimiento personal, pero para tomar el desafío de levantar la copa. Ojalá se termine dando a fin de año".

Muchos jugadores no podrán venir a La Roja, ¿te ilusiona un llamado?

"Sí, me ilusiono. Por eso vine a Católica. Sé que en este club uno crece mucho como jugador y suma puntos para un posible llamado a la Selección. Sé que desde el año pasado vengo siendo considerado, trabajo para eso y mantengo la ilusión siempre. Si no me tocó ahora, no importa. Mi disposición al trabajo para volver a estar en La Roja va estar siempre".

La entrevista a Matías Dituro en "After En Cancha":