Universidad de Chile

[Exclusiva] Jorge Fossati y posibilidad de la U: “Si ofrecen un proyecto serio, me podría interesar"

El entrenador uruguayo habló de la chance de llegar al Romántico Viajero. Mostró interés y señaló que la liga chilena le seduce.
domingo, 25 de julio de 2021 · 08:15

Nueve títulos locales y tres internacionales. Selecciones de varios países y múltiples pasos por clubes, son parte de la trayectoria de Jorge Fossati como entrenador, que está cerca de llegar a los 30 años en la profesión “sin haberse tomado un año sabático”, según él mismo describe. Uno de los candidatos, junto a su compatriota, Pablo Repetto para ser el entrenador de la Universidad de Chile se abrió en una entrevista exclusiva con Encancha. 

Tiene 68 años y casi 30 de entrenador. ¿Aún conserva las mismas ganas de dirigir?

Gracias a Dios, en mi carrera no tuve un año sabático. He estado tres o cuatro meses sin dirigir y por suerte siempre aparecen propuestas interesantes. Y hoy tengo las mismas ganas de siempre. Me mueve la pasión, las ganas y la energía de la profesión. El día que no tenga todo esto me estaría defraudando a mi mismo porque no rendiría la mitad de lo que puedo dar. 

¿En qué momento de la carrera se encuentra hoy?

En marzo dejé River Plate, que fue el primer club donde dirigí. Me llamaron en 2019 para ayudarlos, porque estaban en una situación compleja y terminamos saliendo a flote. Incluso clasificamos a Copa Sudamericana. Cuando comenzó la pandemia, preferí no salir de mi país para estar con mi familia y con mi gente. Hoy, con las vacunas, le he vuelto a abrir las puertas a irme al exterior. Tuve propuestas, algunas las rechacé por la parte económica y otras porque esos países no me daban seguridad en cuanto al sistema de salud. 

Fossati reconoce contactos con Universidad de Chile

¿Lo han llamado para ir a Universidad de Chile?

Me contactaron mediante una empresa de representación y ellos se encargaron de hablar con el club. Según me expresaron, hay interés. Pero no he hablado directamente con nadie de la institución. La verdad es que es un club grande y una liga que me seduce. Es un fútbol que conozco por haber jugado allí y si me ofrecen un proyecto serio, me podría interesar. Por lo que me comentaron, siempre y cuando se llegue a formalizar, más allá de que hoy hay un entrenador, están buscando opciones para agosto.

¿Es una ventaja haber jugado en Chile?

Me tocó dirigir en países donde no había estado nunca. Y tengo algo claro: lo primero que debe tener un entrenador es adaptarse al lugar que va y eso se consigue conociendo un poco la idiosincrasia del tipo del futbolista que vas a dirigir. Porque de afuera podés conocer al equipo titular, pero lo que necesitás es conocer a toda la plantilla en profundidad. 

¿Y cómo se consigue eso? 

Cuando fui a Qatar me tocó un club (Al-Sadd) en el que estaba el ecuatoriano Carlos Tenorio, al que había dirigido en Liga de Quito. Estuve una semana allá antes de tomar la decisión de aceptar el cargo. Y una de las primeras cosas que hice fue reunirme cinco horas con Carlos para que me cuente todos los detalles de los jugadores, formas de vida de sus compañeros, las culturas de los nacionales y de los extranjeros. Y si me tocara ir a Chile, tengo mucha gente conocida. De hecho, en mis últimas dos experiencias en Qatar uno de mis ayudantes (Julio Moreno) era de esa nacionalidad. 

Con su experiencia, ¿cómo convive con las nuevas tendencias que llevan a un fútbol que usa mucho la tecnología?

Soy proclive a utilizarla, pero que no me use a mí. La tecnología debe estar subordinada al ojo clínico del entrenador. Después, en el fútbol tiene que haber un equilibrio entre el ataque y la defensa para no quedar descompensado.  

¿Tuvo alguna vez oportunidad de dirigir en Chile y no se terminó dando?

La verdad es que me llamaron varias veces, pero como estaba con trabajo, no coincidieron los tiempos.