Fútbol chileno

DT de Primera División reveló por qué no se fue a trabajar con Jorge Sampaoli en Olympique de Marsella

El entrenador de Deportes Melipilla, Cristián Arán, rememoró su llegada al fútbol chileno en el 2008. Además, habló de su relación con el exentrenador de Universidad de Chile y La Roja.
sábado, 6 de noviembre de 2021 · 17:03

Cristián Arán consiguió un hito histórico para Deportes Melipilla tras conseguir cuatro victorias consecutivas por primera vez en el Campeonato Nacional.

El argentino conversó en exclusiva con En Cancha y se ilusiona con mantener a los "Potros" en la división de honor. Además, rememoró su llegada al país hace trece años atrás y habló de la cercana relación que tiene con Jorge Sampaoli: "Empecé trabajando con Jorge en una liga semiprofesional en 1990".

Así mismo, Arán negó haber rechazado la propuesta del exentrenador de Universidad de Chile para integrar su cuerpo técnico en Olympique de Marsella: "Cuando dicen que rechacé la propuesta, suena a que no quería ir, pero simplemente no pude ir".

¿Cómo fue su llegada al fútbol chileno?

Llegué a O'Higgins el 2008 de la mano de Jorge Sampaoli. Después de la salida de Jorge, entrené la sub 19, el 2015 pasé a la oficina técnica del club y en el 2016 pasé a dirigir el primer equipo. Estuve casi nueve años en O'Higgins. 

Usted conoce hace varios años a Jorge Sampaoli... ¿Siempre se vio como un técnico capacitado?

Empecé trabajando con Jorge en una liga semiprofesional en el año 1990 y ya era un entrenador que marcaba una diferencia notoria sobre el resto, por el tipo de entrenamiento y cómo trabajaba. Siempre mostró que era un entrenador que no tenía techo.

 

Cristián Arán entregó detalles de su relación con Jorge Sampaoli

¿Es cierto que rechazó una propuesta de Jorge Sampaoli para integrar su staff en el Olympique de Marsella?

En realidad no la rechacé. Tuve un ofrecimiento para integrar el cuerpo técnico a principios de marzo, cuando Jorge llegó a Marsella, pero yo estaba con un tema de salud familiar que me impedía irme. Sentía que tenía que estar con mi familia. 

Cuando esto se resolvió, obviamente el lugar ya estaba ocupado y está bien que así sea, en el fútbol no tienes tiempo para dejarte estar. Prioricé mi familia, sentía que tenía que estar. Fue una oportunidad que agradecí y valoré mucho. Cuando dicen que rechacé la propuesta, suena a que no quería ir, pero simplemente no pude ir.  

Dirigió a O'Higgins, Rangers y Melipilla. Se habla que el fútbol chileno no es competitivo a nivel continental... ¿Cuál es su opinión del medio local?

El fútbol chileno tiene un buen torneo, está organizado y se juega a una intensidad importante. No creo que haya perdido competitividad a nivel sudamericano. A medida que pasa el tiempo, la brecha es más grande con los poderosos. Si uno repasa las finales de la Copa Libertadores y Sudamericana, se nota el poderío de los equipos brasileños y argentinos. Cuesta mucho encontrar finales de Copa con equipos que no sean argentinos o brasileños y esa tendencia va a ir aumentando, la diferencia económica, al igual que en Europa, son muy notorias y los más grandes sacan ventaja. Lo mismo pasa en el ámbito local. Es difícil pensar en un equipo chileno o peruano jugando finales.

"En Argentina soy un absoluto desconocido"

¿Cómo fue para usted no poder no coronarse campeón del Torneo de Clausura 2016 con O'Higgins?

Fue una gran frustración. La sensación de una oportunidad única. Son situaciones que pasan una vez en la vida. Se ha subestimado el rival, perdimos con la Universidad de Concepción, que quedó cuarto. Vinieron a Rancagua con la obligación de ganar para clasificar a una Copa, no jugamos solos o contra un equipo que no jugaba por nada. La posibilidad de estar tan cerca, hace que la frustración sea mayor. 

Queda la sensación de que la oportunidad fue única y fue tan cercana, que quizás no se valora que al torneo siguiente, faltando dos fechas, estábamos a dos puntos de Universidad Católica peleando el título y en el tercer torneo a falta de tres fechas estábamos a dos puntos de Universidad de Chile que fue campeón. Durante un año y medio logramos que O'Higgins esté siempre arriba y sea el segundo equipo que más puntos sumó en Chile después de Católica. Con el paso del tiempo, algo que no fue valorado en su momento, se vuelve mucho más valorado. Nos queda la tranquilidad de haber hecho un gran trabajo. 

Lleva varios años en Chile... ¿Siente una deuda con el fútbol argentino por nunca haber dirigido ahí?

No. En Argentina soy un absoluto desconocido. Trabajé con Jorge en una liga semiprofesional. Hasta a Jorge (Sampaoli) le costó mucho trabajar en Argentina en sus inicios, también sufría lo mismo, ser desconocido para el medio. Estoy cómodo en el lugar dónde estoy y trabajo para hacer lo mejor posible. No me imagino en otro lugar que en el que estoy en este momento.

La genial asistencia de Mauricio Isla aplaudida por los asistentes al Maracaná