Muerte en el Sename

Caso Lissette Villa: culpables de la muerte de la menor cumplirán su pena en libertad vigilada

La niña de 11 años falleció de “asfixia por sofocación producto de compresión mecánica externa” realizada por ambas condenadas, descartándose la tesis de intoxicación por medicamentos que se manejó en un principio.
viernes, 7 de enero de 2022 · 14:38

Las exfuncionarias del Centro de Reparación y Administración Directa (Cread) Galvarino del Sename y culpables por el delito de apremios ilegítimos que derivaron en la muerte de la menor de edad, Lissette Villa, conocieron este viernes sus condenas.

Así lo dispuso el Cuarto Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, respecto de Connie Fritz y Thiare Oyarce, quienes fueron las responsables de la contención desmedida de la pequeña de 11 años, quien falleció el 11 de abril de 2016 en medio de una crisis en el recinto que, entonces, era administrado por el Servicio Nacional de Menores (Sename).

Durante la audiencia realizada esta jornada se leyó la condena contra Fritz, quien fue sentenciada a cinco años de presidio, pena que fue sustituida por libertad vigilada intensiva, misma decisión que afectó a Oyarce, quien fue condenada a cuatro años de cárcel en la misma modalidad.

Así deberá ejecutoriarse la sentencia del 19 de noviembre pasado, cuando el juzgado declaró culpables a ambas extrabajadoras del centro, quienes protagonizaron el caso que encendió las alarmas respecto a las condiciones en las que viven y son tratados los niños, niñas y adolescentes cuyo cuidado está a cargo del Estado y que derivó en la creación del Servicio Mejor Niñez, que actualmente reemplaza al Sename con nuevas políticas.

Antecedentes del Caso Lissette Villa

Según el informe forense del Servicio Médico Legal (SML), la niña de 11 años falleció de "asfixia por sofocación producto de compresión mecánica externa", descartándose la tesis de intoxicación por medicamentos que se manejó en un principio.

De acuerdo con lo señalado por el Ministerio Público, las dos educadoras de trato directo (ETD) castigaron a la niña por "una desobediencia, al margen de los protocolos de actuación de Sename, y la redujeron violentamente boca abajo contra el piso, por medio de maniobras físicas consistentes en sujetar fuertemente las piernas".

Durante la audiencia del pasado 19 de noviembre, se decidió absolver también a la coordinadora de turno, Jéssica Figueroa, y exdirectora del centro, Mónica Monje, por determinar que no tenían relación directa con la muerte de Lissette.