Región de Tarapacá

Crimen en Alto Hospicio: delincuentes secuestraron a un comerciante, pidieron rescate y lo mataron

El grupo de criminales, después de extorsionar a la familia de la víctima y no conseguir el dinero que estaban solicitando para dejarlo libre, lo asesinó y su cadáver fue abandonado en un cerro de la comuna de Alto Hospicio, en la Región de Tarapacá.
lunes, 10 de enero de 2022 · 17:53

Durante las últimas horas se registró un cobarde crimen en la comuna de Alto Hospicio, Región de Tarapacá, donde un grupo de delincuentes secuestró a un comerciante de 67 años, pidió un millonario rescate para dejarlo en libertad y lo asesinó.

De acuerdo a los antecedentes policiales, los delincuentes extorsionaron a la familia de la víctima y al no conseguir la cifra que estaban pidiendo -50 millones de pesos- mataron a la persona secuestrada y abandonaron su cuerpo en un cerro de Alto Hospicio.

En declaraciones que destaca SoyIquique.cl, el fiscal jefe de la Región de Tarapacá, Raúl Arancibia, detalló que “estamos ante un hecho grave que se desencadenó a partir del día jueves de la semana pasada y que culminó con la muerte de una persona de 67 años de edad, quien había sido previamente secuestrada, posteriormente fue exigido un rescate para obtener su libertad y en definitiva nunca se produjo, porque fue encontrada por la policía asesinada con heridas cortopunzantes”.

Agregó que "fue en la madrugada del viernes cuando familiares realizaron la denuncia ante la PDI por una presunta desgracia, en horas posteriores se recibieron llamadas telefónicas exigiendo rescate y se mandaron algunas imágenes de la persona que estaba secuestrada y en definitiva la policía fue avanzando en sus investigaciones logrando en un momento del día sábado ubicar el lugar donde estuvo retenida esta persona, pero no estaba allí y fue encontrada horas después sin vida".

"Era un pequeño comerciante de Alto Hospicio y no tenía ninguna conexión con la delincuencia y que desgraciadamente fue extorsionada y secuestrada", aclaró el persecutor.

El fiscal señaló que "se trata de una banda integrada por ciudadanos extranjeros", que estaría operando en la región de Tarapacá. La PDI de Tarapacá se encuentra a cargo de la investigación del caso para dar con el paradero de los homicidas.

Arancibia aseveró que no existen antecedentes de este tipo de crímenes en la región y que "estamos ante un secuestro que se llama secuestro extorsivo, con resultado de muerte, con cobro de dinero. Debemos prepararnos para una criminalidad distinta".