Reporte de la Oficina del Alto Comisionado para los DD.HH.

ONU por Estallido Social: "Persisten los obstáculos en el acceso de las víctimas a la justicia"

Desde el Gobierno, recordaron que durante el pasado lunes, no hubo una sola denuncia por vulneración de derechos que se pudiera adjudicar a un funcionario del Estado.
martes, 26 de octubre de 2021 · 10:37

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (ACNUDH) presentó su último informe con respecto a la evaluación del cumplimiento de los DD.HH. en las masivas protestas que se desarrollaron desde el 18 de octubre de 2019.

En ese sentido, el reporte indicó que "valoramos los esfuerzos del Estado de Chile para incorporar las recomendaciones que presentamos en 2019. Sin embargo, persisten los obstáculos en el acceso de las víctimas a la justicia, reparación y garantías de no repetición, entre otros derechos fundamentales".

Dentro de las dificultades que consignó la Oficina del Alto Comisionado, se consigna el “derecho de reunión pacífica, que sigue regulado por el Decreto Supremo 1086 (cuyo origen es desde la época de la Dictadura), por lo que “en la práctica genera un sistema de autorización de reuniones pacíficas y permite dispersar reuniones no autorizadas”.

Con respecto a la función policial, la entidad manifiesta que “tras la reducción del uso de escopetas antidisturbios (que explica la alta tasa de personas heridas con munición de impacto cinético y, en particular, con trauma ocular), aumentó el uso indebido de proyectiles lacrimógenos y de carros lanza agua contra las personas (sea como munición de impacto, por su usp indiscriminado, o por el empleo de presuntos agentes químicos)”.

La respuesta del Gobierno

Con respecto al reporte, el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, sostuvo que “tanto el Gobierno como la institución de Carabineros de Chile han dado muestras de haber observado con atención las lecciones que nos dejaron los episodios de violencia con posterioridad del 18 de octubre, y así lo destaca el informe”.

Por ende, la autoridad manifestó que la reforma que se está llevando a cabo en la institución policial apunta “ a no quedarnos en mirar hacia atrás, sino también tomar medidas, reformarnos para adecuarnos a la sociedad del Siglo 21, es la es la principal garantía de no repetición. Es aprender las lecciones del pasado y hacer cosas. Hay que dejar este síndrome de la indignación y la queja y pasar a la acción”.

De hecho, Galli recordó que “uno puede ver, y quizás se destacó poco, pero no hubo una sola denuncia el lunes 18 de octubre pasado por vulneración de derechos en que pudiera imputársele responsabilidad a un funcionario del Estado”.