Fondos Municipales

La Florida: ¿Por qué se querelló el CDE contra el alcalde Rodolfo Carter?

El jefe comunal UDI se refirió a la querella presentada en contra del municipio por el Consejo de Defensa del Estado y aclaró que esto tiene que ver con “dineros mal rendidos” y no con un acto doloso de su administración que también es querellante.
lunes, 25 de octubre de 2021 · 13:14

“Se ejecutó mal ese presupuesto hace diez años”, sentenció este lunes el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, frente a la querella que el Consejo de Defensa del Estado (CDE) contra el municipio que dirige por malversación de caudales públicos entre los años 2016 y 2017.

Frente a esa acción legal, el jefe comunal UDI salió a aclarar la situación sosteniendo que su administración no tiene nada que ver en la pérdida de esos fondos destinados a educación municipal.

Según El Mercurio, el libelo presentado el 21 de octubre pasado fue declarado admisible por el 14° Juzgado de Garantía de Santiago, y es una de las consecuencias de la causa judicial presentada en 2018 y que el Ministerio Público sobreseyó al no encontrar responsabilidades penales.

¿Qué dice la querella del CDE contra Carter?

La querella se funda en una auditoría que realizó la Contraloría General de la República al control financiero la Corporación Municipal de La Florida (Comudef) en el período entre enero del 2016 y junio del 2017, particularmente a los “recursos transferidos por aporte municipal y fondos externas provenientes de los ministerios de Educación y Salud”.

Según el texto de la acción del CDE esos montos ascienden a un total de $735.050.000 millones, y $2.223.994.792 millones de pesos para los Fondos de Apoyo para la Educación Pública (FAEP).

El CDE señaló que el órgano fiscalizador detectó la “la imposibilidad de detectar el destino de los fondos que no fueron utilizados para cubrir los egresos en los ejercicios de los años 2015 al 2017, los que presentaron déficit financiero y presupuestario”.

“Estos hechos, claramente incongruentes, dan cuenta de la sustracción o distracción de una gran cantidad de recursos, circunstancia que también aparece evidenciada en el peritaje particular presentado por la propia defensa del alcalde (Rodolfo) Carter, elaborado por auditores y consultores de la empresa Deloitte, documento que expresamente reconoce un faltante de a lo menos $8.356.960.286”.

A raíz de esto, el Consejo afirmó que los aportes municipales “no fueron depositados en las cuentas corrientes especialmente habilitadas para ello y, por otra, que los fondos se percibieron y contabilizaron en otras cuentas”. Agregó que “la Contraloría estableció un faltante de $20.026.931.838”.

Esta causa comenzó en 2018 cuando los concejales Claudio Arredondo, Nicolás Hurtado, Nicanor Herrera y Marcela Abedrapo presentaron una querella contra Carter por presunta malversación de fondos, apropiación indebida y fraude al fisco.

Carter se defiende

En contacto con el matinal Mucho Gusto, Rodolfo Carter reiteró su inocencia respecto de cualquier imputación al respecto, enfatizando que al asumir el cargo “llego como gerente y asumo las deudas que vienen de atrás, y la compañía, que en este caso es la municipalidad y la corporación, sigue con ese vacío porque no lo va a poder rendir nunca”.

Añadió que fue el tribunal competente en la causa el que el tras analizar informes independientes, uno de ellos del Ministerio Público, acreditó que “que no hay $20 mil millones ‘perdidos’ sino $8 mil millones no acreditados o no rendidos por administraciones anteriores”.

Recalcó que por eso la querella es contra los presuntos responsables y no contra el alcalde. “No se configura ningún tipo penal, no hay apropiación por parte de la municipalidad de fondos. Si no los tenía, producto de que no se habían pagado, es imposible que se los pueda apropiar y cuando lleguen van a ser de los pagos con alguna mayor demora”.

Por lo tanto, remarcó, “procede el sobreseimiento total del artículo 150 letra A del Código Penal porque los hechos comprobados y reconocidos no constituyen ningún tipo penal”, dijo, acotando que cree que el dinero se utilizó para otras cosas, como pintar salas de clases por ejemplo.

“Se ejecutó mal ese presupuesto hace más de 10 años y hay que perseguir a los que estaban a cargo hace diez años”, concluyó.