Salud

Vitamina D: propiedades, beneficios y qué hacer en caso de déficit

Esta vitamina liposoluble aporta en la prevención de diversas enfermedades que afectan al sistema óseo e inmune.
miércoles, 20 de octubre de 2021 · 18:01

Cada vez que pensamos en la vitamina D, el sol se viene a nuestra mente ya que desde pequeños se dice que tomar sol es beneficioso para la salud debido a que mediante la exposición nuestro cuerpo genera esta vitamina y la sintetiza con niveles importantes. Sin embargo, durante los meses donde menos sol y debido a la pandemia del Covid-19, el déficit de vitamina D podría aumentar. 

La vitamina D es una vitamina liposoluble también considerada una hormona por muchos especialistas del área de la salud, dado que actúa prácticamente en todos los órganos y sistemas del organismo. Asimismo, es indispensable para los huesos, ya que ayuda a absorber el calcio y fósforo de los alimentos. Además, está implicada en funciones de múltiples sistemas, como por ejemplo, el sistema inmune.

De este modo, la importancia de esta vitamina en nuestro cuerpo es profundamente relevante, dado que cuenta con múltiples propiedades y beneficios para la salud, como también podría ayudar a prevenir algunos tipos de cáncer.

Propiedades y beneficios de la vitamina D

La vitamina D tiene propiedades antiinfamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras, las cuales contribuyen con la salud del sistema inmunológico, la función muscular y la actividad de las células cerebrales. Además, los múltiples beneficios que tiene son fundamentales para la salud de los huesos, los dientes y la absorción de calcio a nivel intestinal.

Asimismo, también contribuye a la prevención de diversas enfermedades que afectan a la salud en el caso de niños y adultos, entre las que encontramos: 

  • Osteomalacia
  • Raquitismo
  • Osteoporosis
  • Fracturas
  • Pérdidas óseas
  • Mayor riesgo de caídas en adultos mayores
  • Síndrome metabólico

Cómo obtener vitamina D de los alimentos

De acuerdo a lo antes mencionado, la vitamina D puede ser obtenida en un 20% de los alimentos, los cuales pueden ser: 

  • Leche y derivados: leche, yogurt, quesos y mantequilla
  • Carnes: vacuno y pollo
  • Pescados azules: salmón, atún, sardinas, entre otros. 
  • Huevos: especialmente la yema.

Qué hacer en caso de déficit

Diversos factores podrían generar un déficit de esta vitamina, por lo que es importante mantenerse alerta y realizar una serie de procedimientos para conocer los niveles que hay en la sangre, entre ellos están: 

  • Realízate exámenes de sangre para evaluar tus niveles séricos de vitamina D. Estos deben estar entre 30 y 100 ng/ml.
  • Si tus niveles son insuficientes o deficientes (entre 20  y 30 ng/ml), consulta con tu médico tratante para que te indique dosis y protocolo de suplementación.
  • La dosis dependerá de la gravedad de déficit.
  • Evita la auto suplementación. Recuerda que el exceso de esta vitamina puede producir toxicidad.